La Tierra, una Escuela de Amor

Por Isabel Galiardo

Debo admitir que siempre he estado interesada en el amor. He sufrido la carencia de amor y la traición al amor, el amor no correspondido y el miedo a perder el logrado. He experimentado el amor insuficiente, el amor castrante, el amor dependiente, el incondicional, el amor en sus mas diversas manifestaciones. Los desencuentros de pareja, la falta de amor propio, el desamor de mi padre y el poderoso amor hacia mis hijos han ido ensanchando mi corazón y haciéndolo mas permeable. El amor me ha enseñado, me ha inspirado, me ha dolido y me ha guiado. Después de una vida consagrada a la búsqueda de amor, hoy estoy convencida de que es el verdadero propósito de nuestra existencia.

El dolor y la necesidad de respuestas me ha llevado a la búsqueda en mi interior, me ha enseñado algo nuevo acerca de mi misma y de mi capacidad para amar. Cada conflicto y cada decepción me han permitido conocer mas acerca de mis heridas, de mis inseguridades y de la falta de amor a mi misma. Cada encuentro y sobretodo cada desencuentro me ha llevado a un conocimiento mas profundo de quien soy.

Este planeta tierra no es otra cosa que una escuela de amor. Las diferentes experiencias por las que pasamos nos proporcionan los diferentes escenarios en los que aprender. En nuestra vida pasamos por toda suerte de vicisitudes y retos, altos y bajos, crisis y éxtasis que nos permiten explorar el amor en sus mas diversas manifestaciones. Gracias a nuestras relaciones aprendemos a amar más y mejor, ampliando nuestra capacidad para dar y recibir, ensanchando nuestras fronteras y conquistando nuestros demonios. 

Cuando amamos nos volvemos vulnerables, nos encontramos expuestos; lo que hace posible que LA VIDA nos penetre y nos enseñe. El amor nos cincela, nos pule y nos purifica.

Como dice el poeta Gibran:

El amor os desgarra para desnudaros. Os cierne, para libraros de los pliegues que cubren vuestra figura. Os pulveriza hasta volveros blancos. Os amasa, para que lo dócil y lo flexible renazca de vuestra dureza.” 

Trabajo con parejas e individuos. Si desea reservar una sesión privada conmigo, póngase en contacto aqui

Compartir esta publicacion

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Cerrar menú